La barca en la playa, una bonita fuente.

Valencia

A la rica paella.....

Pues llevo un par de semanas que he cambiado de punto de destino para los fines de semana, uno fué Valencia. 

Allá que fuimos a celebrar el cumpleaños de Fernando, aunque realmente era el día 2, pero lo importante es la excusa, vamos a Valencia a disfrutar de la ciudad y poder comer una de esas paellas tan estupendas que hacen en Casa Carmela, junto a la playa de la Malvarrosa.

Afortunadamente no llovió, aunque el sábado hacía un frio bastante intenso y al estar cerca del mar, con esa humedad que se te mete el los huesos.....

Descubrimos el Mercado Colon, que lo han restaurado, como han hecho en tantos lugares y lo han adecuado a un lugar ideal para comprar, parar a tomar un aperitivo o como en este caso degustar un cava Valenciano.  

Posteriormente a la hora de comer estuvimos en un sitio donde hacen  una nueva cocina de diseño que como experiencia no estuvo mal, pero sinceramente prefiero lo tradicional, será por la edad, no lo pongo en duda. Aún así he de reconocer que los contrastes de sabores me satisfizo, además de probar los erizos de mar, que paradójicamente, siempre que vamos a Asturias, los hemos visto y por su aspecto no nos apetecia probarlos. En Valencia lo hicimos y puedo decir que cuando vuelva a Gijón, repetiré.

Al día siguiente nos dimos un super paseo por la Ciudad de las Ciencias y aunque no es la primera vez que lo veo, cada vez le encuentro otro atractivo más.

Por fín llegó la hora de la anunciada paella, menos mal que mi amigo y ex-compañero Juan me facilitó los datos para hacer la reserva, pues estaba completo. 

Que rico arroz, ya en dos ocasiones había ido a comer allí con Juan, cuando estabamos trabajando y me había prometido volver algún otro día, eso sí con Fernando y no nos defraudó, muy proporcionado todo, el local, la atención y el arroz. 

Regresamos paseando por la playa y disfrutando de ese mar que tan lejos de nosotros se encuentra habitualmente.