No tiene nada que ver con el texto de mi blog, pero para mi es una música que me pone los pelos de punta cuando la oigo y por eso quiero compartirla con todos vosotros.

Las fetén, como decimos los castizos de Madrid.

Comiendo con las amigas.

Ya tiene sus añitos la foto, pero ya pondré otras de más jovenes....

Pues si, hoy, como no podía ser de otra manera, nos hemos vuelto a reunir un año más para intercambiarnos la lotería, darnos un regalito y hablar casi sin parar, lo justo que nos deja el tiempo para comer.

Lo del regalito nos trae siempre de cabeza, pues hacemos unas papeletas con el nombre de cada una y cada cual coge una y a esa persona es a la que tendrá que comprarle el detalle anual. Lo curioso es que casi siempre, por no decir siempre, perdemos la "pelotilla" como la llamamos y a la hora de la verdad, no sabemos a quien nos toca, pues eso nos permite tener unas risas y pasar un rato agradable.

Este año una de ellas, a partir del día 30 va a dejar de trabajar, anticipando su salida laboral, vamos que como casi todo el mundo hoy dia. 

Nos queda una que es tres años más joven que nosotras y todavía le queda algo de carrete laboral, es funcionaria y que yo sepa, todavía en los organismos públicos no han hecho ningún ERE. 

El dia 28 de Diciembre, dia de los inocente, la que ahora va a dejar de currar cumplirá su nuevo año y recuerdo, que en uno de sus cumpleaños, cuando se hacían esos pequeños "guateques" celebrabamos su cumple, todos los de la pandilla y yo justamente ese día empecé a trabajar por primera vez en una oficina, 15 añitos..... hoy ya jubilada. ¡Qué barbaridad! cómo pasa el tiempo y la de cosas que han pasado.

No me atrevo a poner una foto de ellas sin su permiso, si acaso me lo dan, la pondré.

En este mes, tambien cumple años otra de ellas. Ese día piensa hacer una celebración a lo grande en su casa, con nosotras lo celebrará de otra manera más cercana, más íntima.

Este grupo de amigas hemos compartido tantas cosas que no se pueden describir y aunque a veces estés algo mosqueada con alguna, la verdad es que en esos momentos dejamos todo a un lado y volvemos a ser las chiquillas que eramos.

Hoy a 12 de Febrero de 2017, han cambiado las cosas. 

Y direis, qué ha pasado?

Pues bien, ya el año pasado hicimos lo que nos venía pidiendo el cuerpo y el corazón, con una de ellas y fué decirle personalmente lo que pensabamos de su actitud hacia las que llamaba "sus amigas".

Siempre teníamos que ser las demás las que la llamaramos para quedar a comer, ya que por constumbre nos juntabamos dos veces al año, una a principios de verano y otra en Navidades.

A ella nunca le salía el llamar para saber cuando. Luego cuando nos reuniíamos, casi siempre tenía prisa y no podía quedarse con nosotras otro rato más. 

Podeis decir, que si tenía prisa, era lo natural, pero no es eso en concreto. Por lo menos yo, si tengo una comida con ellas, ya no hago otra cosa el resto de esa tarde, salvo que surja un imprevisto, pero ella no. 

En honor a la verdad, siempre ha sido así, egoista y sólo pensando en ella misma, pero siempre encontrabamos una disculpa, los años que hace que nos conocemos...., ya sabemos como es...., en fín hasta que llega ese momento en el que dices, si yo no te importo, porqué me vas a importar tu a mi.

Después de un año, me afirmo en mi decisión. 

En todo este tiempo, a pesar de que ella, no opinaba lo mismo que las demás con respecto a su actuación, no se ha dignado ni una sola vez a llamarnos para ver si podíamos vernos para comer como haciamos.

Nada, solo un wasap para felicitar el cumpleaños y las fiestas navideñas. 

Para más añadidura, es la madrina de mi hija y yo de la suya. Pues nada, no se la ocurre llamarla ni ponerle un wasap, por ejemplo. 

Resumiendo, es duro tener que eliminar de tus afectos a personas que han permanecido tantos años en tu vida, pero claro, bajo su conveniencia. 

Así que adiós y que la vaya bonito.

Aún así, sigo brindando por la amistad de verdad, la auténtica, la de estar ahí cuando te necesitan, no solo para los buenos momentos. Los malos tambien los hemos compartido y nos hemos apoyado.