CUATRO AÑOS

13. may., 2022

Por supuesto que no soy la única persona en el mundo que ha perdido a un ser querido, en este caso quiero hacer mención a la ausencia de mi madre.

Cuatro años ya y parece que fué ayer cuando estaba ya muy delicadita, no tenía ganas de vivir, le daba igual que estuviesemos con ella intentado que comiera algo de gelatina, o una infusión, algo que le pudiera nutrir, pero no, ya había tirado la toalla, estaba cansada de luchar por una vida sin alicientes y con el sufrimiento de todo lo que ha vivido y sufrido.

No le importaba ya y se marchó sin hacer ruido, silenciosamente. 

Cuanto hubiera dado yo por haber tenido su mano entre las mías en ese último suspiro, sabía que estaría con ella en un breve espacio de tiempo, pero no quiso, se marchó y desolada me dejó.

No solo hoy recuerdo su memoria, siempre en miles de detalles está conmigo.

Mi hija mayor dice que sueña con ella muchas veces y que se hablan. Es un consuelo para ella.

Ya no pudimos celebrar contigo el día de la madre, ese día estabas en urgencias y aprovechaste para despedirte de los que estabamos contigo en ese momento, agradeciendo a tu biznieta mayor que ese día te diera la cena en el hospital. Diste las recomendaciones adecuadas a tus nietas, para que aunque ella no estuviera, siguieramos siendo una familia unida.

Pues así lo estamos cumpliendo, no perdemos la oportunidad para estar juntos y celebrar la vida. 

Gracias madre por todo lo que nos inculcaste y por el amor que nos diste y que procuramos corresponder. 

Sigue velando por todos nosotros. 

Te quiero madre 

1. may., 2022

Cada primer domingo de mayo, se celebra el día de las Madres

Quiero reivindicar a todas esas madres que viven el final de sus días, en sus casas o en residencias, alejadas del amor de sus hijos.

Es que acaso no la consideran lo suficientemente necesaria en sus vidas?

No piensan en esa mujer que les dio el ser, les cuidó, alimento, vistió y educó? 

Mas aún, suele ocurrir, que si acaso se enteran, de que su madre, se fue de este mundo, entonces acudirán, como aves de rapiña a coger todo lo que su madre atesoro.

No se llevan ese álbum de fotos, que su madre veia una y otra vez, recordando y recorriendo con sus dedos los rasgos de sus hijos. No eso no lo quieren, solo les interesa los cuatro cuartos y las pocas cosas de valor que aún tuviese.

 

A algunos se les escapa alguna lágrima de esas que no significan nada.

No saben las lágrimas que derramó su madre por esa ausencia de cariño y amor.

Direis que soy mala persona, seguramente, pero les deseo que tengan un final semejante, entonces, quizas, recuerden, que también se los negaron a la suya.

Eso que dicen del Karma, ojo que a veces ocurre.

Mi resumen de hoy, va dedicado a esas madres y padres, olvidados por sus descendientes y todo mi cariño y respeto hacia ellos.

 

1 de mayo de 2022

 

28. abr., 2022

No quiero ser tan picajosa, pero no puedo dejar de hacer una referencia a esa falta de silencio que hay en los medios públicos de transporte. No es que diga que no se puedan mantener conversaciones entre las personas que viajan juntas, otra cosa es lo que os voy a relatar. 

Una vez que consigues acceder a coger sitio en alguno de estos medios, por ejemplo un autobús, te relajas pensando que como tienes un largo recorrido y además tienes que madrugar todos los días de la semana, te vas a echar una cabezadita y dormir un poco. 

Pero..., tu gozo en un pozo, llega la dichosa llamada telefónica en la que tanto la persona que está en el bus, como la del otro lado del móvil, hablan con un volúmen que de repente, te despiertan, piensas que será una conversación breve, pero no es así, la cosa se prolonga, contandose practicamente su vida, que por cierto a nadie nos interesa, pero no te queda más narices que oirla. 

Hay trayectos, que desde el principio de la línea hasta el final, la charla se prolonga, cuando hay que dejar el bus, todavía oyes esa despedida: 

- Bueno, te dejo que tenemos que hablar... 

Y me pregunto, es que no se han dicho todo lo que evidentemente, no se habían contado desde hace una hora antes?

No voy a dejar de lado a los que van con el móvil y esa especie de ruido al que llaman música. Llevan cascos, pero da igual, el volúmen es tal, que se oye ese machaqueo sin parar, no se cómo no se quedan sordos. 

En algún caso, al que estaba justo detrás de mí, cortesmente,  pedí que bajase por favor el sonido.  Algunos, me han ignorado mirandome con ojos de "qué dice esta loca", otros, sin más el sonido lo ponen a una audición válida solo para sus oidos.

Tenía que escribir este comentario porque cada vez se da más frecuentemente este tipo de situaciones. 

28 de abril de 2022

15. abr., 2022

En mi casa, al ser muchos para comer, cenar, etc. mi madre tenía la organización de lo que se comía y cenaba cada día de la semana. Por lo tanto, la compra era un acto, semanal, todos los sábados bajabamos al mercado de Ventas, que no tiene nada que ver, a como es hoy

Pues bien, a lo que voy, ese día, sin carrito ni nada de esos medios qué hoy ayudan a soportar el peso, nos marchábamos mi madre y yo a hacer la compra de la semana.

No había cosa más fastidiosa para mi que ir a esos menestere.

Me aburría como una ostra, además de tener que ir cogiendo la vez, para que cuando llegase el turno, viniese mi madre para ver qué compraba, eso si, ya me encargaba lo que podía ir pidiendo para adelantar.

Pero ahí no queda la cosa, lo que más me disgustaba era subir, esa cuesta, cargadas a base de bien, confiando en que mi tío que vivía con nosotros, bajase al rescate, lo que me hacía mirar con impaciencia hacia la calle para verle aparecer.

!Al fin le veía que bajaba tan tranquilo! Entonces le decía a mi madre, vamos a esperar que ya baja el tío.

 

Y ahí terminaba mi calvario de la compra semanal. 

Luego por estar con el tiempo muy justo para tener mi casa atendida, también los sábados marchaba al mercado de Moratalaz con mis dos hijos de compañía, eran pequeños, por lo que era un triple trabajo, vigilarlos y comprar.

Como descarga de la comora, ponia las bolsas en las barras laterales que llevaban su empuñadura curvada, de la silla plegable en la que llevaba al mas pequeño, que así no salian las bolsas. Pero !Ay! En una ocasión que después de poner allí las bolsas, fui a pagar, y de repente las personas de mi alrededor, decian: "Cuidado, El Niño" conclusió, la sillita se había vencido por el peso y el niño, y yo con el susto en el cuerpo. Así que tuve que cambiar mi forma de llevar la compra sin riesgos para El Niño.

 

Historias de la abuela

15/04/2022

12. abr., 2022

El padre de mis hijos, nació en Piedrahita y como era natural, conocía en profundidad todo lo relativo al pueblo donde nació.

En la Iglesia de Santa María la Mayor de la que os pasaré el enlace para que conozcais su riqueza, hay un Cristo, que según me contaba mi ex, cuando tenía que ir a la Misa, siempre pasaba por su lado con cierto temor, porque decía que las venas se hinchaban y eso, querais o no, acojona un poco.

En una Semana Santa, mis padres accedieron a que fuese a Piedrahita con la familia de mi novio, por lo que, ya tuve la oportunidad de conocerlo, así como a la familia y amistades que allí vivían. 

En un momento dado, fuimos a ver el "Cristo de las Batallas", no sin cierta prevención, no soy particularmente miedosa, pero esas cosas, me ponían un poco, así. 

Entramos en la Iglesia y al estar en esta Semana tan especial, ya estaban montados los tronos para las procesiones, por lo que el Cristo estaba a una determinada distancia, la suficiente para no poder ver bien esas venas tan llamativas, pero si que la imagen me dejó una impresión mu y diferente a todas las que hasta la fecha había visto. 

Os pongo una foto y además una descripción de la Iglesia, cogida de Wikipedia. 

 

Foro de PIEDRAHITA (Avila)

Iglesia de Santa María la Mayor
La Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XIII) reúne diferentes estilos.
Fue edificada sobre un castillo donado por la Reina Doña Berenguela en el siglo XIII, según la tradición.
Sufrió grandes reformas en los s. XVI y XVII con el añadido de algunas capillas particulares. Consta de tres naves separadas mediante arcos apuntados sobre pilares y otros de medio punto muy grandes que debieron aguantar una cubierta de madera anterior a la actual.
El hastial conserva el ventanal gótico original. Algunos elementos, como la torre, llevan almenas. La portada se protege por pórtico de la segunda mitad del siglo XVI. También es de esta época el claustro.
Su interior alberga el Museo de Arte Sacro donde se puede disfrutar de piezas únicas como el sepulcro de los García de Vargas, el púlpito de madera tallada del siglo XV, la reja y sillería del Coro Bajo, así como numerosas tallas de gran interés y diferentes épocas. También existen obras de platería que, según Domínguez Blanca, van del siglo XVI al XIX, con distintos autores y procedencias.
Posee magníficos retablos de diferentes estilos y un valioso mural tras el altar mayor, pintado por Juan Rodríguez de Toledo a principios del siglo XV.
El retablo de los Reyes en la nave del evangelio pertenece al estilo gótico. El hispano-flamenco de Santa Ana o de la Santa Parentela, se sitúa en la misma nave.
También hay otros retablos barrocos realizados durante los siglos XVII y XVIII. Así, el de la capilla del licenciado Juan Jímenez Méndez fue erigido por Antonio González Ramiro en 1628.
El retablo mayor es de finales del mismo siglo, de 1692. Fue construido por el ensamblador salmantino Manuel de Saldaña y por Antonio de Nao, otro artista del valle del Corneja. Sin embargo su gran expositor y su custodia fueron ejecutados en 1761 por el gran artista salmantino Miguel Martínez de la Quintana, quien también trabajó en otros pueblos de la comarca como Becedillas, La Horcajada, El Mirón o la ermita de Nuestra Señora del Soto (La Aldehuela).
El retablo de San Andrés, en la capilla de los Tamayos debió realizarse en torno a 1721 ó 1722. Los colaterales al altar mayor (de San Antonio y del Nazareno) son ya de finales del siglo XVIII.
También cabe destacar dentro del estilo barroco el órgano y la silleria del coro.
(WIKIPEDIA)