COMO UNA SERPIENTE

24. oct., 2021

Hay personas que son como serpientes, me refiero a su forma de envolver y llevar a su terreno a una persona del sexo opuesto.

Siempre se conoce a alguien que su forma de conquistar la hacen así, envolviendo, enredando y subyugando a la persona que quieren convencer, sacan a relucir todos sus encantos hasta que lo consiguen.

Conozco a algunas de estas personas que siempre son simpáticos, divertidos caen bien a todo el mundo, además les encanta ser el centro de atención, pero...., luego en sus relaciones más intimas, dan la vuelta a la tortilla, suelen ser egoistas y justifican sus acciones de dudosa fidelidad hacia sus parejas. 

Tienden a tener varias conquistas, pues sin ellas no podrían sobrevivir. Necesitan saberse admirados, lo peor, como es natural, es el daño que hacen al resto de la gente.

No obstante, siempre cuando estan entre otras personas, son los más alegres y hacen reir a todo el mundo. 

Solo los que los conocen intimamente, pueden saber sómo son realmente. 

Reitero que los hay entre los hombres y las mujeres, sin excepción.

 

 

22. sep., 2021

Esta semana, desde que el estallara el volcán en La Palma, no dejo de estar realmente muy preocupada por sus habitantes. 

Pensareis que si, muy preocupada, pero quienes lo están sufriendo son ellos. 

Claro que es así la situación, ellos lo sufren en sus propiedades y en sus vidas, yo los siento....

Cuando hablan de sus recuerdos que se van con sus casas, me pongo en su situación y alguna vez me he planteado que en el caso de una emergencia, qué me llevaría y cierto que no sabría que coger, entre tantos recuerdos gráficos que tengo, 

Afortunadamente y espero que sea así en lo que me quede de vida, los recuerdos los tienes en el corazón, la mente, en toda yo, los buenos y los malos. 

 

 

14. sep., 2021

Ya llevaba unos días dándole vueltas a escribir algo a este respecto.

Me refiero a esos comerciales que a través de otros clientes, quieren ampliar sus ventas.

En una ocasión, hace en torno a los 40 años, que tuve en mi casa una de esas "presentaciones"

Había un conocido que tenía un pluriempleo que consistia en vender esas maravillosas baterías de cocina alemanas, que tenían un fondo de acero de unos dos centímetros que favorecían que se terminase de cocinar, sin tener forzosamente que estar en contacto con la fuente de calor. Por cierto que costaban una pasta.

Bien, pues al final consentí en hacer una demostración en mi casa, para lo que tenía que invitar a algunas amigas y entonces harían una demostración del provecho que se podía obtener con esta batería, ya que se podían hacer tres tipos de comidas a la vez.

Pues bien, en esa ocasión, se cocinaron unas judías verdes, un pollo en cuartos y además un flan. Todo ello en una torre, unas cacerolas encima de otras, con la consabida energía de gas. 

Todo fué estupendo por lo tanto, compré la dichosa batería, por cierto aún la conservo, por lo que en ese sentido es fantástica, pero..... y ahí vino el hacer la prueba de fuego, je je. 

Me resultaba muy conveniente el poder hacer varios guisos a la vez, sobre todo por el ahorro de tiempo, pero me fué totalmente imposible, así que ha quedado como una batería de uso corriente, pero con la virtud de que no se aboya ni se rompe.

Ahora voy a otras demostraciones que han querido que hiciera en mi casa, para otro tipo de productos que ni siquiera me he molestado en preguntar qué era ni para qué servía.

Tengo un gran inconveniente o defecto, llamemosle como querais y es que enseguida me convencen y compraría hasta cubitos de hielo, si fuese esquimal.

Por cierto, ese mismo comercial quiso venderme otra cosa, que a punto estuve de comprar, y me resistí porque ponía en peligro mi propia existencia. Consistía  en una especie de alfrombrilla que se ponía en la bañera, previamente con agua, lo conectabas a la red y eso era igual que un jacuzzi. 

Lo cierto es que era una gozada, a mi eso me chifla, además poniendo el agua bastante caliente y eso no era bueno para mi. 

Me metía allí con mi casette y me extasiaba en ese relax, pero claro, luego venía la parte "peligrosa" al poner el agua tan caliente, cuando salía de la bañera me sacudía una bajada de tensión bastante seria, por lo que no lo compré, no quería perecer en el intento. 

Conociendome no quiero asistir a esas reuniones comerciales que te van a ofrecer algo, porque seguro que lo compro.....

 

8. sep., 2021

Quizás sea porque en estos meses tengo la sensibilidad a flor de piel, o sencillamente que me emociono al ver determinadas cosas. 

Ayer por la mañana estando en una terraza tomando un café, ví a un hombre atendiendo a una señora muy mayor, mimándola y tratándola con un cariño infinito. 

Cuando se marcharon, vi que se dirigían a una residencia de mayores que estaba muy cerca.

Entonces mis recuerdos volaron a tiempos muy cercanos, cuando mis tardes pasaban en la residencia donde estaba mi madre ingresada. 

Allí veía a muchas más hijas que hijos atendiendo a sus padres. Pero había excepciones, como es lógico, pero no tantas. 

Uno de ellos, era como el hombre que he detallado antes. 

Todas las tardes a eso de las 4,45 se presentaba allí, le daba a su madre la merienda, la arreglaba y ya hiciera frio o calor, salía a dar un paseo por los alrededores. Si era invierno, muy bien abrigadita y si era verano, fresquita y con su sombrero para el sol.

Cuando falleció su madre, seguía yendo por la residencia a ver a todas las personas que conocía, que como es natural eran muchas. Creo que más bien era ya la necesidad fisica y mental de volver a esos sitios que había compartido con ella. 

Había otro señor que también todas las tardes estaba allí, eran tales las palabras y los gestos cariñosos con su madre que emocionaba.

Con esto no quiero decir que las mujeres no fuesen igual con sus madres, pero hay que reconocer que es más natural, por eso llama la atención que un hijo se porte así con la persona que le dió el ser y que en esos momentos, necesitan más que nunca, esos mimos. 

Así que por eso y porque ya no tengo a mi madre al lado, me siento mucho más sensible en estos momentos. 

 

 

 

 

18. jun., 2021

Hoy serían las fiestas de verano en Torrejón.

Es el acontecimiento más esperado del año, pero.....,  en el 2020 ni en este 2021, se van a celebrar como es habitual, no hace falta que explique la razón, el dichoso Covi.

Se celebran de una manera tan espectacular, que atraen a personas de todo el entorno y más allá. 

Hay para niños, jovenes, maduros y mas mayores, 

Además de que las atracciones que traen son gratis para todos los visitantes.

El parque de ocio, esta principalmente centrado en los cacharritos para los niños, chiringuitos para rellenar el estómago y beber alguna cosilla.  Además están las casetas de las peñas, donde se concentra la mayoría de la juventud  y la parte de las atuaciones musicales. No obstante, no se olvidan de los más maduritos, teniendo todos los dias, en la plaza Mayor de otro tipo de musica y cantantes más para nosotros. 

Pero no solo son esas fiestas, antes teníamos las Fantásticas Navidades, Los Carnavales, y cómo  no, las patronales.

Ha hecho ya 42 años que vinimos a vivir aquí y no hay duda de que la evolución de esta hoy ciudad, ha sido asombrosa. 

No os voy a aburrir con todo lo que no teníamos por aquellos años y los servicios e instalaciones que hoy disfrutamos.

Ese es mi nuevo hogar, en realidad llevo más años viviendo aquí que los que estuve anteriormente, entre la casa de mis padres y el pisito que alquilamos en Moratalaz.