ESAS PÉRDIDAS

12. ene., 2019

Ahora comprendo un poco mejor a mi suegro Benito y os contaré porqué.

El abuelo, cuando volvía a su pueblo a pasar las vacaciones o ya el tiempo que quisiera ir, le informaban del fallecimiento de aquél o aquella, que él había conocido y tratado con ellos en su vivencia en Piedrahita.

Entónces, no sólo se ponía triste por su marcha, si no porque significaba, que cada vez quedaban menos de esos amigos y porque su partida estaba cada vez más cerca. 

En este año que nos ha dejado, no solo me falta la persona que me dió el ser, si no que también ese amigo entrañable de hace 40 años. Tuvo la fortuna de irse sin sufrir, como él quería y así me lo había dicho una semana antes. 

Aún así fué un gran golpe en mis sentimientos, ya por si sensibles. 

Ya se fué su mujer, después de esa triste y dolorosa enfermedad. Ella fué la que me dió fuerzas para hacer un cambio en mi vida, con su valentía afrontando su situación. 

Después de esto, analizas y te das cuenta de que ya tienes 68 años, eres la mas mayor de la familia, y aunque ahora somos más longevos, la fecha se acerca y nunca estamos preparados para decir adiós a los nuestros. 

También es cierto que empezamos a morir desde que nacemos y que a la vuelta de la esquina o en tu propia casa, puede llegar ese adiós definitivo.

Solo pretendo desahogar un poco mi corazón y mi mente.

Os deseo a todos un feliz año y que aunque esta entrada es un poco triste, seguiré siendo la mujer optimista y que suelo ver el frasco medio lleno. 

15. dic., 2018

De esas cosas que un día me paré a analizar,  y es que salvo en el periodo de un año y medio, no he tenido nunca un dormitorio solo para mí.

Primero en casa de mis padres. En esos tiempos, no solo no tenía un dormitorio solo para mi uso, no tenía ni una cama para mi sola. Cama compartida con mi abuela y/o mis tías. 

Nos contrapeabamos en la cama para caber todas, así que unas y otras, siempre teníamos los pies de las otras en las narices, pero vamos que tampoco me quejaba, no había otras opciones, el resto de los dormitorios, estaban ocupados por los huéspedes que vivían en mi casa. 

Cuando ya llegó el momento en que los huéspedes se marcharon, ya tenía un dormitorio, pero en ese caso no compartía cama, solo el espacio, mis hermanas dormían en la otra cama. Eran aún pequeñas.

Luego llegó el matrimonio, así que vuelta a compartir cama.

Después la vida me llevó a tener a otra persona junto a mi y como es natural vuelvo a tener todo compartido, pero ya no importa.

Por supuesto que no es igual que en las otras ocasiones, es cierto que el irte a la cama acompañada y acurrucada es otra cosa y espero que la salud y la vida nos permita seguir haciendolo. 

 

 

16. nov., 2018

Ultimamente estoy más que asqueada de aquellos personajes o mejor dicho personajillos, a los que en las redes sociales ponen a parir al la gente, que ni siquiera conocen, sólo porque opinen diferente a ellos. 

Cuando entras en cualquiera de estas redes y estás leyendo una información y después pasas a ver los comentarios de la gente, alucino en colores, ya sea por temas politicos o por otros hoy muy candentes, como el feminismo, el maltrato a los animales, etc., es bochornoso ver esos insultos gratuitos, no hay comentarios constructivos y a la vez respetados, no es así y supongo que me dareis la razón.

Hay momentos en los que quisiera dar mi opinión, pero me coarto.

De la clase politica ya mejor no hablar. Todos mienten, ayer dijeron esto...., hoy dicen otra cosa y mañana a saber qué dirán.

Tengo una amiga, de la que me cuido muy mucho de comentarle ciertas cosas para no herir su susceptibilidad, sin embargo ella, no duda en hacerlo, a pesar de que ya la he comentado que mejor, no tocar determinados temas, por no molestarnos mutuamente. 

Pasando a otro tipo de cosa, otra cuestión que me indigna es la información que algunos medios de comunicación hacen llegar a la gente, ya sea a través de la prensa o de la TV o radio. 

Lo más sangrante es la TV, no solo en las noticias, cómo las dan, si no que algunas, sobre todo de violencia, las reiteran una y otra vez, dando ideas a los que no las tienen.

En fín, con decir esto, me desahogo, no es nada más que eso, porque personalmente, solo podré intentar cambiar algo, a través de mi voto y eso es cada cuatro años, así que a esperar.

Disculpar por mi cabreo, pero ya lo solté, espero encontrarme algo mejor, dentro de un rato. 

Buen día a todos. 

27. oct., 2018

El poder disfrutar de algunos espectáculos en Madrid, es una delicia.

En este mes de Octubre hemos estado viendo primero a "El Mago Pop", una delicia ver a este hombre lo que hace en el escenario, es realmente alucinante, no es un mago al uso, es mucho más que eso, te sorprende en cada momento.

Cuando termina el te quedas con sabor a: Quiero más..., pero no, es lo que hay, lo justo para quequieras volver a verlo.

Ahor a voy a contar sobre el otro que hemos visto y es el musical de West Side Story. 

No ha defraudado, a pesar de tener tan presente la película. Muy buenos los bailarines y actores, la coreografía muy bien adaptada, en fín, que lo pasamos en grande, con María y Tony.

Después de verlos nos fuimos a cenar a El Madroño, le he cogido gusto a este sitio, excelente la comida, una amplia variedad de bacalao y también, imprescindibles los callos.

Recomiendo encarecidamente ver ambos.

 

Pero claro, no todo termina aquí, cerramos Octubre viendo a mi nieta interpretar un personaje de la obra La casa de Bernarda Alba. 

Esta niña llegará lejos, lo importante es que hace lo que le gusta. 

 

2. oct., 2018

Se acabó el verano y nos encontramos con las rutinas del año pasado, no es que me queje, al contrario, necesito volver a mis cosas. 

Comienzan las clases de inglés, baile, pilates, piscina, etc., y sobre todo encontrar ese tiempo para mí, que ya echaba en falta. 

Bienvenido otoño y a ver cómo se nos da el resto del año.