21. jun., 2014

Primer sábado de verano

Ya estamos en el verano de 2014.

Este año ya cumpliré mis 64 años y esto va como una moto de rápido. 

Ves que tu vida está pasando con tal rapidez que no eres capaz de saborearla.

Para peor circunstancia han ido desapareciendo personas tan queridas que te das cuenta de que por ley natural pronto seras una de ellas y que pasarás al otro lado de la historia.

Hoy está mi tia ingresada y la ves cómo está en esa línea de semi inconsciencia en la que no sabes si está en este mundo.

Mi madre, su hermana, está en una situación de inmovilidad a consecuencia de su salud, que la impide ir a verla al hospital, lo que la hace sufrir y dar vueltas a la cabeza como una noria, toda esta situación.

Triste es para mi, pero para mi madre es mucho peor.