25. ene., 2015

Ya tenemos el 2015 aquí

Pues si, ya llegó. Ahora a ver cómo se porta. 

Para empezar se continúa con la madre con problemas de salud y de movilidad, esto va por un derrotero que ya veremos dónde y cómo terminamos. 

Muy mal por la situación de mis hermanas hacia mi madre. Tristemente de cuatro hijas, solo puede contar con dos. 

Ahora mi hijo Paco se lesiona en Formigal. Dentro de todo con la suerte de que no haya sido peor, así que ahora mimos de toda la familia y mucho reposo. 

Mis ánimos a veces se tambalean y cuesta mirar hacia adelante con entusiasmo. 

Por otro lado, hemos tenido esta semana la satisfacción de celebrar el cumpleaños de mi hija mayor, de mi primer nieto varón y de mi primer yerno. Todos juntos y felices. 

Tengo confianza en que este 2015 se supere con ilusión y cosas buenas que celebrar.