25. jun., 2015

Ya llegó el verano 2015

Pues parece que fué ayer y ya hace un año que comenté que acababa de empezar el verano de 2014, pero tan cierto como el correr de la vida.

Han pasado cosas, muchas cosas, entre ellas una muy importante y fué el fallecimiento de mi tía Alejandra.

Mi madre y su caída la han terminado llevandola a estar en una residencia, como ya he comentado en otro foro, situación dificil, pero hoy, que ya han pasado cuatro meses de su ingreso, la veo mejor y adaptada, se preocupa por arreglarse, aunque siempre cuando voy a verla tiene algún motivo de queja, pero bueno, lo importante es que está cuidada.

Mientras todo esto ha ido pasando con todos los avatares propios de la salud de la abuela, ir viendo crecer a los nietos, a los hijos felices, y que nosotros también estamos bien de salud, se ha ido pasando.

Mi chico pequeño se cayó en la nieve y ahora en recuperación, con tiempo para largo, pero afortunadamente bien.

Nos preparamos para ese viaje vacacional donde esperamos descubrir lugares nuevos.

En esta nueva etapa de mi vida me encuentro fantástica, pues me dedico a todas esas cosas que antes no podía hacer, he conectado con nuevas amistades que me proporcionan alegria. 

En algún otro momento también lo he dicho, pero quiero reiterarlo, algunas de estas amistades son internautas, pero he encontrado en ellas un lazo íntimo, por el que me hace estar agradecida por tenerlas.

Dicen que no es bueno decir lo bien que se está por el tema de las envidias que puedes ocasionar. Me da igual, Sí alguien me tiene envidia, yo no tengo la culpa ni soy la razón de que a esas personas les gustase que me fuera mal.

Está claro que el bienestar que tengo no puede durar eternamente, pero lo que importa es el ahora, que es lo que vivo, dentro de un minuto pudiera ser que no estuviera.

Por eso quiero hacer este canto a este estado de satisfacción en que estoy.