20. nov., 2017

EL TIEMPO VA PASANDO Y PARECÍA QUE ME ABURRIRÍA

Va a hacer ya el día 30 de este mes, cinco años que dejé mi labor profesional.

Al principio, acostumbrada como estaba a tanto trajín, preocupaciones, responsabilidades, viajes, etc., etc., pensaba que sería aburrida mi vida.  Pues no, no sólo no es aburrida, si no que el tiempo hay veces que me llega a faltar para hacer cosas. 

Hay personas que me dicen "pero cómo puedes estar tan activa en Facebook?, ir a clases, mantener tu web, viajar, teatro, cine..., etc."

Pues claro que puedo, pretendo hacer todo aquello que en su momento no podía hacer y que por lógica de la edad y del deterioro físico, que vendrá, se terminará.

Además, mi madre, debido a su problema de movilidad, está en una residencia. Muy cerca de mi casa, con lo que procuro ajustar mis actividades para estar con ella. 

Por lo tanto mis días están llenos de cosas que hacer. También es cierto que cuento con la participación activa en los quehaceres domésticos por parte de mi compañero de vida. Fernando, por lo tanto, esa faceta la tengo descargada, me ocupo más de los detalles de la casa que del fondo y limpieza, así que cada uno tiene sus cometidos. 

El también dedica su tiempo a lo que más le gusta, que es el lenguaje, tanto el Castellano, como el Ingés, Francés y Alemán. 

Y en esas estamos, organizando qué hacer en verano próximo, hacia donde dirigir nuestros pasos...., todo esto si la salud de mi madre lo permite. 

Casi se está terminando el 2017 y aunque sólo cuenta el hoy...., sigo pensando en qué voy a hacer mañana. 

Hasta la próxima, chicuel@s.