11. mar., 2018

HUBIERA SIDO

Ayer, dia 10 de Marzo, hubiera sido el cumpleaños del abuelo de mis hijos, Benito Reviriego.

Era esa persona entrañable a quien todos queríamos. 

Gran amigo de sus amigos y por supuesto como suegro y abuelo, lo mejor. 

De sus biznietos no tuvo mucho tiempo para disfrutarlos, pues se nos fué demasiado pronto.

Cuando alguien a quien queremos se nos va de nuestro lado, siempre lamentamos no haber hecho esto o lo otro con esa persona. 

Pero ya no hay remedio, hoy lo único que nos queda es saber que compartimos contigo esos vinitos por Piedrahita o por Madrid, por el barrio en que ambos hemos vivido. 

Pasear contigo a la Vega por las mañanas temprano, antes de que las moscas y moscones, empezarán a bombardearnos. Charlar contigo sentados en uno de los bancos de la hermita, esas cosas que ya no podía hacer con mi padre, lo hice contigo. 

Saber que eras feliz con tu bala roja, llevando a tus amigos al "alto de Santiago" o a Berrocal, o donde fuera, dentro del entorno de tu Piedrahita para poder hablar y disfrutar de vuestra mutua compañía. 

Cómo sufrías cuando alguno de ellos se marchaba para siempre, y decías...., ya me queda menos. 

Pues sí, te quedó menos y te fuiste, pero no de nuestros corazones y nuestros recuerdos. 

Vá por tí abuelo, unas revolconas y un vinito.