22. feb., 2019

INEXPLICABLE

Llevo algunos años dándole vueltas a escribir sobre este tema y se me planteaban dudas para hacerlo, el hecho de que me atañia directamente a causa de mi madre, era una de las razones. Ahora por una amiga de las de la infancia, que sufre una situación parecida.

Cómo se puede explicar que una hija, niegue la palabra a su madre, no la visite ni cuando (por correo electrónico) se le comunica que tienen que operar a su progenitora de un tema delicado....., no se preocupa por su estado?

Mi amiga, se lo traga todo con tal de poder ver a su nieto, pero cómo puede soportar que su hija, cuando ella llega, se retire?. Aún así, agradece que por lo menos pueda disfrutar de su niño.

Pero se plantea qué pasará mañana, cuando el niño crezca y su mente haya sido llenada de esos rencores que almacena su madre?

Y ella se pregunta? Qué le habré podido hacer para que no me quiera?

Eso mismo se preguntaba mi madre? Qué les he podido hacer a tus hermanas para que no me quieran venir a ver?

Pues así es y lo más triste, es que una por una razón y la otra por una no muy diferente, son incapaces de increpar a unas y otra para saber porqué?

Mi madre, se fué con ese angustia en su corazón. 

Despues de abrir mi corazón, con este dolor que he compartido y comparto, me quedo algo más relajada, no todo lo que quisiera, pues si dijera todo lo que siento, no me reconoceríais. 

Solo pienso que todas estas "personas" son madres y habrá un mañana para ellas........