11. jul., 2019

La suerte nos acompañó

En el año 1981 ocurrieron acontecimientos bastante malos en relación con la salud.

Nos habíamos trasladado a vivir a Torrejón de Ardoz en el año 1979.

Como os podeis imaginar la situación económica no era boyante y había que buscar el ahorro en la cesta de la compra.

El caso es que en esta población como en muchas, hay un día a la semana en que se celebra un mercadillo, donde se puede comprar ropa, frutas, aceites y otras cosas más o menos necesarias y que suelen ser más económicas que en el mercado tradicional.

El caso es que la señora que estaba en casa cuidando de mis hijos, me comentó que su padre le compraba garrafas de aceite que eran más baratas de lo que se vendía en las tiendas. Así que la encargué que me trajera. Durante cierto tiempo así estuvimos haciendo. 

Cierto es que cuando freía algo con ese aceite había un olor un poco desagradable, pero no le echaba cuentas a que fuese un problema con el aceite. 

Se dió la circunstancia, que un tío mío, que viajaba con frecuencia a Andalucía, un día me dijo que si quería, me traia aceite de oliva del bueno, solo a cambio de unos discos de vinilo, claro, que tenía yo. 

El caso es que la oferta era muy generosa y la acepté. 

Qué placer hacer unos huevos fritos con patatas, ohhhh! qué ricos y que bien olían...

Por supuesto, estuve un tiempo sin volver a comprar del otro aceite que vendían aquí en el mercadillo.

Al poco tiempo empezó a oirse que había cientos de personas afectadas por el consumo de un aceite que vendían en los mercadillos, le llamaban aceite de colza. 

En mi vida había oido hablar de ese tipo de aceite y menos que fuera tóxico para las personas.

Cada día iban saliendo más y más personas afectadas en total unas 20.000, con 1.100 personas que murieron. 

El caso es que se detectó que había sido una manipulación de un aceite industrial preparandolo para el consumo, con el fín de ganar dinero, como no¡  lo que provocó todo este desastre. 

En definitiva lo que quiero hacer notar, es que las cosas pasan cuando y como tienen que pasar y en este caso en mi familia nos libramos de una buena, gracias a mi tío. 

Pongo la foto de las zonas más afectadas de nuestra geografía. Como podeis ver la Comunidad de Madrid, fué la más afectada.