31. oct., 2019

POR ZOE

En esta ocasión hemos tardado un poco más en juntarnos, entre vacaciones y responsabilidades varias, hasta este pasado miercoles día 30 no nos vimos otra vez. Además teniamos algo que celebrar y era el nacimiento de mi pequeña nieta Zoe. 

No esperaba los regalitos que prepararon para la recién nacida y la verdad es que han sido geniales. 

En esta ocasión hemos charlado, como no puede ser de otra manera, largo y tendido, menos mal que en el restaurante nos conocen y no nos meten prisa para que nos vayamos..., terminamos casi a las 7 dre la tarde desde las 3 que es la hora de la cita.

De este grupo de 6 que somos, es una coincidencia, pero la foto refleja, en una parte, las que nos conocimos desde que teníamos meses, en que nuestras madres nos llevaban al parque y las otras tres, llegaron después al grupo, Tere cuando teníamos 17 años, Marijose la conocimos ya en una de las bodas de las otras de la pandilla y luego mucho más tarde, mas bien a principios de este año, se unió al grupo Pilar, que de una forma tangencial tambien ha estado allí en nuestras historias. 

No puedo más que decir que soy una mujer afortunada por contar con ellas y sobre todo sé que ellas cuentan conmigo, 

Cuando se cimenta una amistad en los años, en la confianza y el cariño, su resultado es esta unión primordial. Tantas cosas en común, sirven de mucho. 

Con esto no quiere decir que no tengamos cada una de nosotras otras amistades que han ido llegando a nuestras vidas por distintos caminos y que afortunadamente están ahí y por supuesto que tambien son importantes.