2. nov., 2019

Gracias al Facebook....

Todos lo sabemos, tenemos muchos amigos...., o no tan amigos, pero creemos que están ahí. 

Llegan las redes sociales y zas, te embarcas en ellas, yo al principio, por poder participar en un juego en el que me invitó un amigo y compañero de trabajo, y claro en este tipo de entretenimientos, para poder crecer necesitabas añadir a personas que tambien estuvieran en él, gracias a mi compi, me puso en contacto con bastantes jugadores. El tiempo pasó y dejé de jugar ya por aburrimiento, pero lo cierto es que de ahí han quedado algunas personas con las que se han creado vínculos y afectos, aunque no nos conozcamos personalmente, cuando no lees nada publicado por ellos en un determinado tiempo, te preguntas si les pasará algo, en fín lo veo como una pequeña comunidad con afectos y a veces sin ellos, y en ese caso es fácil, lo anulas de tu lista de contactos. 

Hoy en concreto tengo que mencionar que gracias a esta red, he encontrado a aquellas amistades de antaño e incluso otras me han localizado a mí. 

Y ahora voy a lo concreto, por parte de la familia política, da igual que vivamos cerca o no, la realidad es que pasan los años y dejas de saber de unos o de otros. 

El caso de unos parientes por parte de mi ex nos reencontramos a través de este medio y ya nos hemos visto con algunos y sobre todo en la boda de mi sobrina.  Pero hoy, gracias a su interés, nos hemos podido tomar un café cerca de mi casa con unas primas y sus respectivos maridos e hijos pequeños. 

Quiero afirmarme en lo positivo que llevo respecto a estas relaciones y que por lo menos, hay vínculos que no se rompen y que sólo habrá una manera en que se hagan.

Gracias Maria Victoria por ese ratito que nos hemos regalado. Esperemos que sean más, en tu tierra o en la mía.