19. jul., 2020

Texto

Este año tan raro, complicado, con mucho sufrimiento, hemos intentado pasar unos día, huyendo de la angustia del Covi.

Hemos hecho un recorrido por la parte norte de la Península, empezando por Cantabria, a este respecto, poco más que añadir, pero si decir que al pasar por determinados sitios, por tierras gallegas, me han acompañado tantos recuerdos...., unos muy felices y otros de frustración.

Los felices han venido principalmente por ese verano, que estuve con mi madre una semana por Galicia.

Como disfrutamos ambas de la mutua compañí. Mi madr, siempre generosa, dispuesta a invitar a lo que fuese, y lo hacía. Madre..., como te he recordado.....

Ademas de las personas que conocí por el trabajo y que me hubiera gustado ver y charlar con ellos.

Y cómo no, mi querida amiga Pepi Fidalgo, amiga por Facebook, con quien hubiera tambien dedicado unas horas para por lo menos achucharnos con ese cariño que nos ha dado ese medio.

Final de etapa fuera de tierras gallegas, en Zamora, donde nos acogieron la familia Jenaro y Ángele. personas generosas y de una amistad a prueba de bombas.

Ahora ya en casa a ver qué nos depara está situación que estamos atravesando.

Feliz Verano