13. may., 2022

SIN TI

Por supuesto que no soy la única persona en el mundo que ha perdido a un ser querido, en este caso quiero hacer mención a la ausencia de mi madre.

Cuatro años ya y parece que fué ayer cuando estaba ya muy delicadita, no tenía ganas de vivir, le daba igual que estuviesemos con ella intentado que comiera algo de gelatina, o una infusión, algo que le pudiera nutrir, pero no, ya había tirado la toalla, estaba cansada de luchar por una vida sin alicientes y con el sufrimiento de todo lo que ha vivido y sufrido.

No le importaba ya y se marchó sin hacer ruido, silenciosamente. 

Cuanto hubiera dado yo por haber tenido su mano entre las mías en ese último suspiro, sabía que estaría con ella en un breve espacio de tiempo, pero no quiso, se marchó y desolada me dejó.

No solo hoy recuerdo su memoria, siempre en miles de detalles está conmigo.

Mi hija mayor dice que sueña con ella muchas veces y que se hablan. Es un consuelo para ella.

Ya no pudimos celebrar contigo el día de la madre, ese día estabas en urgencias y aprovechaste para despedirte de los que estabamos contigo en ese momento, agradeciendo a tu biznieta mayor que ese día te diera la cena en el hospital. Diste las recomendaciones adecuadas a tus nietas, para que aunque ella no estuviera, siguieramos siendo una familia unida.

Pues así lo estamos cumpliendo, no perdemos la oportunidad para estar juntos y celebrar la vida. 

Gracias madre por todo lo que nos inculcaste y por el amor que nos diste y que procuramos corresponder. 

Sigue velando por todos nosotros. 

Te quiero madre