20. sep., 2016

Otra vez Cuenca

Hace bastantes años, fué la primera vez que fuí a visitar  Cuenca y sus alrededores.

Este fin de semana pasado volví, todo con circunstancias totalmente diferentes, en la primera celebrabamos las "buenas noticias" respecto a la salud de mi amiga. Llovió todo lo que quiso y un poco más. Tanto que al final por la tarde tuvimos que meternos en un cine por no poder estar por la calle.

Ahora, mi querida amiga ha estado presente en todo momento, en mi corazón y mi pensamiento. 

Cada lugar donde estuve con ella, donde nos fotografiamos, donde nos reímos, volví a hacerlo.

Con motivo de mi trabajo, claro que había estado en Cuenca, pero como es natural, no es para hacer turismo, ahora sí.

Las Casas Colgantes una vez más te dejan con la boca abierta.

Pero cuandi ya te vas por los alrededores, es cuando te das cuenta de la belleza natural que nos rodea.

La Serranía de Cuenca, donde hay unos monumentales macizos que te dejan con la boca abierta. 

La Ciudad Encantada, dandole a la imaginación para ver en esas moles esas figuras hechas por la naturaleza.

Finalmente el nacimiento del rio Cuervo. Lástima que en esta época hay poca agua pero aún así es una maravilla lo que la naturaleza nos dá.

En resúmidas cuentas, ha sido un fin de semana espléndido de sol y disfrute.