Otro día más en que las noticias te vuelven a decir que otra mujer ha sido asesinada.

Es un tema tan duro que no se, si heriré alguna sensibilidad, pero allá voy.

No tengo palabras para expresar lo que siento y me surge una reflexión a este respecto.

En otros tiempos, sin retroceder mucho en ellos, la mujer no replicaba (o muy pocas lo hacían) cuando su marido la gritaba o la pegaba, porque entre otros comentarios que se oían era: algo habrá hecho y muchas veces lo decía la suegra o tu propia madre. 

Claro, desde tu infancia lo que siempre te decían y te enseñaban era a obedecer y siempre acatar lo que tu "hombre" te pidiera. 

Según mi madre, debía estar siempre arreglada y dispuesta para cuando mi marido llegara, por si quería salir o lo que fuera. (si lo encuentra en casa, no lo busca fuera) ja, ja, ja, ja. Sin palabras.....

Voy ahora al afortunado cambio en la mujer, que no admite que nadie la insulte, maltrate, falte al respeto en resúmen. 

Hoy muchas mujeres tienen su independencia económica, por lo que no tiene la dependencia de un hombre para mantenerse a ella y a su prole. 

Por esa razón cuando la mujer se revela y se encara con su compañero, el varón, que hasta hoy no se le discutía, se pone bravo y pasa a la acción. 

Cuando la mujer decide no seguir con esa situación, denuncia o sencillamente plantea la separación, ahí viene otro daño al eterno ego masculino: "que tú me vas a dejar a mí....."

Y seguimos con el tema. Ahora los celos. Qué malos y que crueles son. Para la persona que los sufre y para la persona objeto de los mismos. 

Cómo puedes quitar de la cabeza de esa persona esos fantasmas? No tengo la respuesta, no supe encontrarla.

El calvario de las denuncias y sus consecuencias, solo lo saben quienes las sufren.

Cómo puedes convivir con una persona a la que acaba de pasar por la comisaría por la denuncia?

Cuando en uno de esos momentos de ira y de rabia te dicen: "Es que te mato, tú al hoyo y yo por enajenación mental, en la calle a los dos días"

Cuantas veces piden perdón?, cuantas juran que van a cambiar?  Muchas y la rueda vuelve a girar en la misma dirección.

Hay otra clase de violencia y es la de la anulación de la persona, poco a poco te van aislando y solo te relacionas con quien ellos quieren y aún así con mucho cuidado, no sea que te estés timando con el amigo de toda la vida.

La anulación se va produciendo lentamente, sin que seas consciente de ello, de tal manera, que tú misma te culpas de la situación y cada vez eres menos persona.

Cuando estás en tu casa y sientes la puerta en la que él llega, se te cambia el semblante, la actitud, todo y te preguntas: Cómo vendrá hoy?, habré hecho algo mal? 

Aquí no puedo contar todas las situaciones porque hay y habrá mucho que decir. 

Cómo se podría frenar esto? 

Oigo tambien que hay mucha juventud que son muy dominantes de su pareja y ahí viene la pregunta: Si ahora se está más informado, se habla de ello en los colegios e institutos y aún así, eso aumenta. 

También hay la otra violencia, la de la mujer al hombre, esta no suele ser violenta, obviamente la mujer tiene menos fuerza física, pero en estos casos está la violencia siquica, de esa conozco unos cuantos casos. 

La mujer machaca y machaca y también mina la personalidad del hombre dejándolo como un monigote, ese hombre en la mayoría de los casos no es asesinado físicamente pero sí mentalmente. Y ahí qué denuncias? En ese caso si el hombre es consciente, lo mejor es salir de esa casa y no volver nunca más.