YA SE FUE

Ya despedimos definitivamente el año 2016.

Habrá habido alegrías o penas en muchos hogares.

Por mi parte no puedo, ni debo quejarme. 

Por otro lado no haces más que ver en los informativos que la gente no hace más que gastar y consumir, bien, eso mueve el mercado, pero....., y las personas que no tienen ni para comer, y mucho menos encargarle a los Reyes Magos algo para sus hijos. 

Eso no lo dicen, para qué? eso es la miseria y la pobreza.......

Ayer concretamente, en un programa de radio (sigo siendo adicta a la radio), abrieron los microfonos para que la gente llamara y comentara sus experiencias con el día de Reyes y los resultados de sus peticiones a sus Majestades. 

Pues bien, hubo de todo, pero sobre todo personas de una edad más o menos similar a la mía, comentaban su frustración, cuando lo que pedían, año tras año, no llegaba nunca. 

Hoy algunos niños son afortunados y a otros les seguirá la desilusión otro año más. Después de haber visto miles de anuncios con todos esos regalos maravillosos.

Ayer, también he recordado cómo, cuando yo era un pajecillo, acompañaba a mi madre esa misma noche a darles a los Reyes las peticiones de mis hermanas, todas las calles de Goya y Torrijos, llena de "carteros" recogiendo ilusiones.

Para mi, hoy, la ilusión está en ver a mis hijos y sobre todo a los nietos venir a casa a ver qué han recibido hoy y posteriormente ir a ver a mi madre todos juntos a comer el roscón con ella y alli, intercambiar los regalos con los sobrinos. 

Al final, resulta que me pongo nostálgica, pero es lo que tiene, el llevar tanto tiempo el camino de la vida recorrido.

Un beso enorme a mis seguidores y que los Reyes Magos hayan sido generosos.