Entrevista a la puerta del Instituto

COSAS QUE PASAN

Así es, la vida transcurre ya dentro de una normalidad que  no puedo llamar monotonía, porque no es así, pero en estos días han ocurrido algunas cosas que han hecho que en pocas horas todo se haya convertido en una vorágine, y quienes han sido las responsables?

Primero mi nieta Esther, pasar una velada en el teatro viendo a una maravilla de bailaora como Sara Baras, saliendo las dos de allí con la sensación de ir no caminando, si no zapateando, por la calle.

Después con la publicación de su corto "Valiente" el cual tenemos que conseguir que lo vea y lo apoye mucha gente, para que pueda tener más posibilidades de ganar.

Y ahí nos tienes, enviando y reenviando la publicación por todos los medios hoy a mi alcance, Wasap, Facebook y el boca a boca.

Pero no solo eso, también viendo como subía el nivel de audiencia y de "me gusta" que en menos de 24 horas se produjeron.

Ahí estaba yo tan enfrascada en estas cosas, cuando el martes empieza el boom de mi hija Esmeralda, con su Nico, que ha traspasado fronteras. 

Esa experimento que realizó con sus alumnos, ha resultado ser un exito total de distribución por el mundo, y claro, todo era ver en  qué canal la entrevistaban, para estar al tanto y verla, en qué emisora, en qué periódico, etc., etc., 

Como consecuencia hablar y compartir con todas esas personas a las que aprecias, tu enorme alegría de que mi niña estuviera en todos los medios. 

Sé que esto es flor de un día, afortunadamente, sobre todo para ella, que ha sido desbordada por la situación, no era lo que pensaba que podría ocurrir, pero ahí está Nico dando la vuelta al mundo una y otra vez.

Espero que pronto estemos otra vez en acción, si mi nieta consigue algún premio con su corto.

Así que reitero, que dentro de mi "no monotona vida" esta semana ha sido intensa, intensa, de emociones y sentimientos. 

Y es que estas dos personas, son parte de mi, y por eso el orgullo me infla y me hace feliz. 

Gracias Esther Aricha y Esmeralda Reviriego. Os quiero.