SE CELEBRARON LOS 44

Seguro que muchos pensareis que soy una plasta, o aquello de: "dime de qué presumes y diré de lo que careces"

Si que presumo de unos hijos estupendos, de unos nietos ideales, de madre de hermana, de sobrinos, pero sobre todas las cosas de cómo se quieren mis hijos. Se apoyan, se respetan, se dejan sus espacios, pero ahí están como una piña. 

Este año para el cumple de Luis, faltaba Esme, que esta realizando un curso fuera de España. No obstante, dentro de la foto de mi móvil allí estuvo presente para acompañar a su hermano en su festejo.

Todos sabemos que la vida es muy dura y la mayoría de las veces, cruel. 

No quisiera que nada ni nadie consiguiera que ellos se distanciaran y que no llegaran ni a hablarse. 

Por eso hoy que puedo, se lo recuerdo, quereros, pero sobre todo respetaros. 

Gracias mis chicos por estar ahí siempre para apoyar a vuestra abuela, visitarla y mimarla. 

Aunque ya lo sabeis O.Q.T.T.