FECHAS DE AMOR Y PAZ?

Nunca son estas fechas eso que dicen de amor y paz.

Si son comidas o cenas de trabajo, hay mucha gente o alguna, con la que no te quisieras sentar en su mesa jamás.

Si son comidas o cenas de familia, según qué familias, lo mejor es estar cada uno en su casa.

Tenemos que estar alegres porque sí, porque lo dicen los carteles publicitarios...?

En mi casa, cuando era niña, había cena y comida familiar, claro que sí, se cantaban villancicos, se contaban chistes y eso era todo. 

No es que yo diga que no estabamos felices, por mi parte, concretamente no sentía nada en especial, para mi lo importante era que llegara el día de Reyes. 

Hoy, me junto con mis hijos y nietos dias antes de la Nochebuena, para así estar todos juntos, que realmente es lo que me importa, fuera aparte las fechas que se celebran.

Cada cual, tiene que estar con las familias de la otra parte de su entidad familiar, así que para poder unirnos, sin ocasionar conflictos, lo celebramos otro día. 

Y qué decir tiene la Nochevieja, pues más o menos lo mismo, de tal manera que yo he optado por alejarme, por irme de mi casa y en la compañía de Fernando y entre extraños, brindamos por el año que entra. 

No es una queja, es la realidad del día de hoy y como tal lo expongo.

Pero ahí llega el día clave, con el que disfruto y es el de los Reyes, ver a mis hijos y nietos abriendo paquetes y de paso sus caras de sorpresa y alegría, me llena el alma y el corazón.

Así que Vivan los Reyes Magos. 

A media tarde, como es tradicional, vamos a la residencia con la abuela a tomar el roscón con ella y una copita de cava, además de entregar el regalito a los sobrinos, que aunque sean mayores, siempre me gusta hacerlo. 

Otra de las excusas que dá la Navidad, es la de verte con esas personas con las que has compartido y compartes tu vida, fuera de la familia, amigos y compañeros de trabajo. 

Hoy precisamente me juntaré a comer con algunos de mis ex-compañeros y aprovecharemos para ponernos al día de nuestras