Los árboles no siempre ocultan todo

COSA DE CUERNOS??

Es cierto que esas situaciones se han dado y se darán hasta el fín de nuestros días pero por lo menos hay algunas que por sus circunstancias no dejan de tener su punto. 

De niña una de mis tías trabajaba en casa de una señora que vivía en un par de portales más abajo del mío. 

Era la casa de una señora que tenía una hija de mi edad, por lo que algunas veces me dejaban ir a su casa a jugar. 

Esta niña tenía unos juguetes ideales, de esos que nunca pensaba yo tener. 

Por lo tanto subía con mucho agrado.

Pues bien, la madre de la niña era la "querida" (entonces se decía así a las mujeres mantenidas por un hombre, en la mayoría de los casos casados).

Una de las veces que fuí a su casa, había un señor muy bien puesto y bien parecido. A nosotras nos mandaron al cuarto de la niña a jugar y ellos se quedaron a "sus cosas" por lo que luego supe.., mi amiga le llamaba "padrino"

Lo realmente interesante era que el señor que mantenia a la dama, era un hombre ya entrado en años, por lo tanto el "padrino" era el que daba mantenimiento a la mamá. 

Qué cosas.., algún tiempo después resultó que el caballero mantenedor, descubrió que la dama tenía su propio rollo con otro caballero más "efectivo" seguramente y además en la casa que él pagaba y mantenía. Muy poco inteligente la señora.

La consecuencia fué que las mandó a la calle a las dos y por lo que ya siendo más mayor supe, la buena mujer había encontrado trabajo en una portería por allí cerca. No volví a verlas más, por lo tanto no puedo llegar a saber en qué derivaron sus vidas.

Ahora os voy a contar otra historia que me contó una amiga, de alguien que conoció.

En este caso era un señor que le gustaba todo aquello que llevaba faldas, ahora que en su mayoría llevan pantalones no se utilizará la misma expresión. 

Pues bien este buen hombre encandiló a una mujer bastante más joven que él y la tenía en el convencimiento de que se casarían, de hecho conocía a la familia de la chica, llevando una "relación seria". 

Hasta ahí todo normal, pero lo que ya era discordante era que el caballero estaba casado. Vaya problema a ver cómo daría solución a ese tema. 

Pues siguiendo con la historia, este ligón tuvo un serio accidente de coche que le retuvo en su casa durante algún tiempo.

Como es natural la "novia" estaba preocupada por no saber nada de él y ya un día llamó a su casa.

- Digame? 

- Buenas, está fulano?

- Si está,  pero no se puede poner. Quién le llama?

- Su novia.....

Zasca, la mujer se quedó casi sin habla, pero cuando reaccionó la contestó que ella era su mujer.....

En fín podeis suponeros la situación. 

A él le buscaban los familiares de la "novia" supongo que para darle una buena paliza, y en su casa, ya la tenia, pues enfrentarse a la esposa con éste tema, ya tenía su miga. 

Y como estas historias, hay muchas más, algunas las conozco de primera mano y otras de segunda o de tercera. Como no menciono nombres, seguro que no molestaré a nadie con estas confidencias cuando las siga haciendo.