PALMA DE MALLORCA

Cuando yo era muy joven, recuerdo que el viaje de la luna de miel, se solía hacer a Mallorca, según las posibilidades de cada cual.

Una de mis tías fué allí, pero era por acompañar a la familia con la que trabajaba. Fué una experiencia para ella total y para mí de comprobar cómo mi tia disfrutó con ese viaje.

Al cabo de los muchos años y ya jubilada, conseguí ir a Palma, primero con el Inserso. y ahora en la ultima semana con la Comunidad de Madrid.

Dos experiencias diferentes, en las cuales he podido descubrir casi todas las bellezas de la isla.

Hablaré primero de la del Inserso. Estabamos en la zona de El Arenal, una parte muy tranquila y en un hotel superior.

En la primera excursión que propusieron, nos apuntamos rápidamente, nada menos que para ver las dos cuevas más famosas de la isla. 

Eso fué maravilloso, por mucho que te hayan dicho, nada hay mejor que disfrutarlo.

Después hicimos otra salida "gratis", que lo que les interesaba era promocionar artículos para la salud (como somos mayores....), lamenteblemente les salió mal el negocio. Los que nos beneficiamos fuimos los excursionistas. Nos llevaron por todo el paseo marítimo, por lo que pudimos apreciar esta magnifica catedral, fuimos a parar a Magaluf, que al ser de día y en fecha no muy turística, nos vino bien para conocerla. 

Un día esperando el autobús que nos llevaba al centro de Palma, una chica muy amable, nos indicó donde ir para poder despalazarnos en bus por las partes de la isla que quisieramos conocer. 

Menudo descubrimiento, cogimos los horarios y nos organizamos para decidir donde ir, ganaron Valldemosa, Soller y Puerto Soller. Quedamos encantados

El resto de los días nos dedicabamos a pasear por las calles de Palma y descubrir todos esos rincones tan bonitos,

Nos pillo un día de lluvia intenso, justo cuando habíamos decidido visitar la catedral, pero además de mojarnos, no conseguimos nuestro objetivo, estaba cerrada.

Entonces podíamos desplazarnos andando desde la Plaza de España hasta el hotel, paseando por toda la costa. Una gozada

Ahora toca el viaje con la Comunidad de Madrid.

Cuando llegamos al hotel, que ya lo hicimos "tarde" es decir a eso de las 10 de la noche; veíamos al pasar con el bus, todos los locales que había para todas esas personas que les gusta vivir la noche de Magaluf, porque allí era donde estabamos alojados.

Creo que con eso ya os he dicho casi todo.

El hotel bien, salvo alguna cosa que ahora no voy a comentar.

Todos los días teníamos excursión matinal, por lo que eso de descansar, nada de nada, a las 7 estabamos arriba para poder desayunar y salir a la hora prevista. 

Recorrimos toda la isla practicamente, repetimos Soller y Valldemosa, pero al ir con una guía te aumentaba los conocimiento acerca de cada sitio.

El día estrella fué el de visitar la catedral, con las ganas que tenía de verla....

Me quedé admirada y realmente cumplió las expectativas.

Si alguien no ha ido por allí, no quiero destripar nada sobre la catedral.

Como nos gusta tanto andar, pudimos ver que en Magaluf, no todo es borrachería, hay muchos locales con musica, terrazas que son muy agradables para estar un rato, pero vamos, que la parte de nuestro hotel, era de locura, sobre todo porque nos pilló un fin de semana.

Mayo de 2022